4.4.10

Estado catatónico sentimental

"Coraline no tenía ganas de levantarse de la cama. Era viernes festivo y no tenía que ir a clase. Pero si tuviese que ir, tampoco querría. Su cuerpo estaba aturdido y su cerebro gritaba que se metiese a la cama y durmiese. Habían pasado doce días desde que se despidió de Gonzalo. Quien dijese eso de que el tiempo cura las heridas, no habló de las ganas de tener a alguien cerca. Él seguía siendo todo lo que necesitaba. Un hombro donde llorar, unos labios que la contaban historias, unos ojos que la amaban, manos que la sujetaban cuando el mundo temblaba.

Ahora estaba en un estado catatónico sentimental.

Cogió el teléfono de la mesita y marcó su número de memoria. Pero nunca llegó a llamarle. ¿Para decirle qué?

-Ya no eres lo que busco, Gonzalo. Fuera la gente es madura, no vive de historias inventadas. Yo necesito a alguien que me mantenga en el mundo real. Tú eres aún muy niño.

El amor era una historia en sí pero ella no lo supo hasta entonces. Nadie la había avisado sobre qué se sentía o qué debía de hacer. En el fondo ella era una niña tonta que dejó a la mejor persona partir sin rumbo por París.

Y por más que lo intentaba Coraline no podía inventar historias nuevas."





Un par de cosas.

Primero, estaré ausente los próximos 4 días porque me voy por ahí con unos amigos. Así que nada de firmar y demás. Segundo, quiero darle un lavado de cara al blog porque no me gusta nada cómo está. Pero a falta de tiempo estos días no sé cuándo podré ponerme a ello. Tengo cosas que hacer y estos días estaré sin Internet (a no ser que los árboles ahora tengan Wi-Fi y alguien lleve un ordenador en el bolsillo). Por eso no sé ni cómo ni cuándo. Si tenéis sugerencias, enviadmelas al correo. Aceptaré todo tipo. Aún no tengo idea concreta. Sí, soy un pequeño caos.

Pasad buenas vacaciones los que tengais y el resto buena semana.

3 relámpagos:

La niña de la vía láctea dijo...

A mí lo único que no me gusta es el color, lo demás está bien. Muás

sandocan en bicicleta dijo...

la peor parte de la historia, es que gonzalo nunca volvera a ver a carolina, y siempre llevara consigo esa sensacion de no pertenecer, por algo tan efimero como la madurez, el dinero, los años, el carro, los amigos, el sabado, el acento, los caracoles,
un saludo en la lejania.

Smiley dijo...

Hi!
Ya he vuelto, ya puedo comentar tranquila!
Asi que: Bienvenida de nuevo a Bendito mi Terrible Egoísmo!!!
Smiley :D

Publicar un comentario

¿Sabes? Es triste ver que algunas palabras se pierden porque nadie las llega a pronunciar, a escribir, a retratar. Así que no es malo que caces alguna para mí :)